Un esguince es la distensión o rotura parcial o completa de los ligamentos articulares, lo cual dependiendo del grado de afectación puede tratarse conservadoramente mediante la inmovilización o quirúrgicamente mediante la reconstrucción del ligamento roto.

La luxación (dislocación) es la pérdida de la congruencia articular debido a un traumatismo o sobreesfuerzo. Puede ser leve sin haber una perdida completa de la congruencia articular (subluxación) o grave, con rotura de ligamentos y capsula articular, lo que requeriría tratamiento quirúrgico (capsuloplastia).