Imagen de Neuroma DolorosoUn neuroma es la regeneración descontrolada e ineficaz del tejido nervioso en una zona lesionada de un nervio periférico (dicho nervio puede ser sensitivo o mixto), tras un traumatismo o una sección iatrogénica durante una cirugía que pasa desapercibida, ocurriendo entre 3-5% de los casos. Dicha sección puede ser parcial, por lo que se formará un neuroma en continuidad, o completa formándose el neuroma en el muñón proximal del nervio.

Sintomatología y diagnóstico del neuroma doloroso

La sintomatología consiste en una zona muy dolorosa adyacente a una cicatriz cutánea, de localización superficial y con signo de Tinel + (la percusión o el contacto sobre la cicatriz causa sensación de calambre).

El diagnóstico de certeza de las anomalías nerviosas nos lo aportan las pruebas de electrofisiología de conducción nerviosa, observándose en el caso de los neuromas alteraciones en la conducción de los estímulos nerviosos.

Este tipo de dolor es muy incapacitante, por lo que el paciente puede ver reducida su capacidad para desarrollar su actividad laboral o cotidiana.

Tratamiento del neuroma doloroso

Su tratamiento definitivo es quirúrgico, por lo que el tratamiento médico sólo debe indicarse mientras se realiza la cirugía.

  • Reparación microquirúrgica de los cabos nerviosos: será posible en el momento agudo de la lesión.
  • Injerto nervioso: cuando existe una pérdida de tejido nervioso y no ha pasado mucho tiempo desde la lesión.
  • Resección del neuroma y reparación terminoterminal de los cabos nerviosos, obteniendo nuevamente la conducción nerviosa.
  • Extirpación del neuroma y transposición del cabo proximal nervioso a tejidos blandos que sirvan de protección (músculo o dentro de una vena). Se realiza cuando el cabo distal no es válido para reconstrucción termino-terminal o las estructuras distales ya han degenerado.
  • Anastomosis del cabo distal del nervio sobre sí mismo (loop nervioso).
  • Injertos de tejido graso tras liberación de las adherencias sobre el neuroma, que formará una nueva matriz de tejido vascularizado alrededor del nervio, impidiendo nuevas adherencias y disminuyendo la clínica dolorosa. Se indica sobretodo en casos recurrentes tras intentar otros tratamientos quirúrgicos.