El melanoma es una enfermedad de la piel en la que se encuentran células cancerosas (malignas) en las células que le dan color a la piel (melanocitos). El melanoma generalmente ocurre en adultos, pero puede ocasionalmente encontrarse en niños y adolescentes. La piel protege el cuerpo contra el calor, la luz, la infección y las lesiones. Está constituida de dos capas principales: la epidermis (la capa exterior) y la dermis (la capa interior). Los melanocitos se encuentran en la epidermis y contienen melanina, la cual le da el color a la piel. El melanoma a veces se llama melanoma cutáneo y a veces se llama melanoma maligno.

El melanoma es un tipo de cáncer más grave que los cánceres de la piel más comunes, como por ejemplo el cáncer de células basales o el cáncer de células escamosas, los cuales se originan en las células basales o escamosas de la epidermis.

Como la mayoría de los cánceres, el melanoma se trata mejor cuando se detecta (diagnostica) pronto. El melanoma puede diseminarse (por metástasis) rápidamente a otras partes del cuerpo a través del sistema linfático o de la sangre. (Los ganglios linfáticos son estructuras pequeñas que se encuentran en todo el cuerpo y cuya función es producir y almacenar células que combaten las infecciones). Usted deberá ver al médico si tiene cualquiera de los siguientes signos de melanoma: cambio en el tamaño, forma o color de un lunar; exudación o sangrado de un lunar; o un lunar que tiene comezón, está duro, tiene protuberancias, se ha hinchado o duele al tocarse. El melanoma también puede aparecer en el cuerpo como un lunar nuevo. Los hombres con más frecuencia contraen melanoma en el tronco (el área del cuerpo entre los hombros y las caderas) o en la cabeza o cuello; las mujeres con más frecuencia contraen melanoma en los brazos y piernas.

Si usted tiene signos de cáncer de la piel, el médico le examinará la piel cuidadosamente. Si un lunar o área pigmentada no parece normal, el médico lo extirpará (escisión local) y lo examinará en el microscopio para ver si tiene cáncer. Esto se hace generalmente en el consultorio médico. Es importante que esta biopsia se haga correctamente.

Explicación de los estadios

Una vez que se encuentra un melanoma, se harán otros exámenes para determinar si las células cancerosas se han diseminado a otras partes del cuerpo. Este proceso se llama clasificación por etapas. El médico necesita saber la etapa de la enfermedad para planificar el tratamiento adecuado. Las siguientes etapas se emplean para el melanoma:

Estadio 0: En la etapa 0, las células anormales se encuentran solamente en la capa exterior de las células de la piel y no invaden los tejidos más profundos.

Estadio I: El cáncer se encuentra en la capa exterior de la piel (epidermis) y/o en la parte superior de la capa interna de la piel (dermis), pero no se ha diseminado a los ganglios linfáticos vecinos. El tumor tiene un grosor de menos de 1.5 mm (1/16 de una pulgada).

Estadio II: El tumor tiene un grosor de 1.5 mm a 4 mm (menos de 1/6 de una pulgada). Se ha diseminado a la parte inferior de la capa interna de la piel (dermis), pero no al tejido situado debajo de la piel ni a los ganglios linfáticos vecinos.

Estadio III: Es posible que el grosor del tumor tenga más o menos de 4 milímetros, que se haya diseminado a las capas más bajas de la piel, que existan crecimientos tumorales adicionales a más o menos una pulgada del perímetro del tumor original (tumores satélites), que se hayan diseminados a los ganglios linfáticos de alrededor, y que se estén diseminando de forma activa a otras áreas cercanas del cuerpo.

Estadio IV: El tumor se ha diseminado a otros órganos o a ganglios linfáticos alejados del tumor original.

Recurrencia o recidiva: Enfermedad recurrente significa que el cáncer ha vuelto a aparecer (recurrido) después de haber sido tratado. Puede reaparecer en el sitio original o en otra parte del cuerpo.

Tratamiento del melanoma

Existen tratamientos para todos los pacientes con melanoma. Se emplean cuatro clases de tratamiento: cirugía (extracción del cáncer en una operación), quimioterapia (uso de medicamentos para destruir las células cancerosas), radioterapia (uso de rayos X en dosis altas u otros rayos de alta energía para destruir las células cancerosas), terapia biológica (uso del sistema inmunológico del cuerpo para combatir el cáncer).

La cirugía es el tratamiento primario para todas las etapas de melanoma. El médico puede extirpar el melanoma empleando una de las siguientes operaciones:

Escisión conservadora:Una operación en la que se extrae cualquier cáncer que quede después de la biopsia, junto con una cantidad pequeña de la piel alrededor del cáncer (generalmente menos de media pulgada).

Extirpación quirúrgica amplia:Una operación en la que se extirpa el cáncer y parte de la piel alrededor del tumor. Quizás sea necesario tomar parte de la piel de otra área del cuerpo para colocarla en el lugar donde se ha sacado el cáncer. Esto se llama injerto.

La quimioterapia consiste en el uso de medicamentos para destruir las células cancerosas. La quimioterapia puede ser ingerida por pastillas, o puede introducirse en el cuerpo con una aguja en una vena o músculo. Se dice que la quimioterapia es un tratamiento sistémico porque los medicamentos se introducen al torrente sanguíneo, viajan a través del cuerpo y pueden destruir células cancerosas en todo el cuerpo. Si el melanoma ocurre en un brazo o pierna, la quimioterapia puede administrarse con una técnica llamada perfusión arterial aislada. Con este método, los medicamentos de la quimioterapia se ponen directamente en el torrente sanguíneo del brazo o pierna donde se encuentra el melanoma. Esto permite que la mayor parte del medicamento llegue directamente al tumor. Sin embargo, la quimioterapia no ha demostrado ser efectiva en el tratamiento de melanoma. Se están llevando a cabo pruebas clínicas para encontrar medicamentos quimioterapéuticos que sean efectivos.

Si el médico elimina todo el cáncer que se puede ver durante la operación, a usted se le podría administrar quimioterapia después de la cirugía para destruir cualquier célula de cáncer que haya quedado. La quimioterapia administrada después de una operación a una persona que no tiene células cancerosas detectables se llama quimioterapia adyuvante. La terapia adyuvante ha demostrado ser efectiva en pacientes quienes la enfermedad se ha esparcido a los ganglios linfáticos. Se están llevando a cabo pruebas clínicas para encontrar medicamentos quimioterapéuticos adyuvantes que sean efectivos.

La radioterapia consiste en el uso de rayos X de alta energía para destruir las células cancerosas y reducir los tumores. La radiación puede provenir de una máquina situada afuera del cuerpo (radioterapia externa) o de materiales que producen radiaciones (radioisótopos) puestos en el área en donde se encuentran las células cancerosas (radioterapia interna) por medio de tubos delgados de plástico.

El propósito de la terapia biológica es el de tratar que el cuerpo combata el cáncer. En esta terapia se emplean materiales hechos por el cuerpo o fabricados en un laboratorio para impulsar, dirigir o restaurar las defensas naturales del cuerpo contra la enfermedad. El tratamiento biológico también se conoce como terapia modificadora de la respuesta biológica o inmunoterapia (BRM). Se están llevando a cabo pruebas clínicas para encontrar terapias biológicas que sean efectivas.

Tratamiento por estadios

El tratamiento para el melanoma dependerá del tipo y etapa de la enfermedad, su edad y estado general de salud.

Un tratamiento que considerado estándar podría tomarse en cuenta según los resultados obtenidos por varios pacientes en pruebas anteriores, o usted podría optar por participar en una prueba clínica. La cirugía es, en la actualidad, el único tratamiento estándar para melanoma. Las pruebas clínicas están diseñadas para encontrar mejores métodos para el tratamiento de pacientes con cáncer. Se están llevando a cabo pruebas clínicas en la mayor parte del país para la mayoría de las etapas de melanoma.

Melanoma- Estadio 0

El tratamiento podría ser:

  • Cirugía menor para extirpar el tumor completo y algunos de los tejidos adyacentes.

Melanoma- Estadio I

Tratamiento podría ser uno de los siguientes:

  • Cirugía para extirpar el tumor completo y hasta dos centímetros de los tejidos adyacentes. Se podría llevar a cabo un injerto de la piel para cubrir la herida.

Melanoma- Estadio II

Tratamiento podría ser uno de los siguientes:

  • Cirugía para extirpar el tumor completo y hasta dos centímetros de los tejidos adyacentes. Se podría llevar a cabo un injerto de la piel para cubrir la herida. También se podría llevar a cabo la extirpación de Los ganglios linfáticos adyacentes.
  • Un ensayo clínico que implique cirugía y que incluya la extirpación de los ganglios linfáticos regionales, seguido de quimioterapia sistémica, quimioterapia adyuvante, o terapia biológica.

Melanoma- Estadio III

Tratamiento podría ser uno de los siguientes:

  • Cirugía para extirpar el tumor completo y hasta tres centímetros de los tejidos adyacentes. Se podría llevar a cabo un injerto de la piel para cubrir la herida. También se podría llevar a cabo la extirpación de Los ganglios linfáticos adyacentes.
  • Un ensayo clínico que implique cirugía y que incluya la extirpación de hasta tres centímetros de los tejidos adyacentes seguido de terapia biológica.
  • Un ensayo clínico que implique cirugía y que incluya la extirpación de los ganglios linfáticos regionales, seguido de quimioterapia adyuvante, terapia biológica adyuvante, o terapia inmunológica.

Melanoma- Estadio IV

Tratamientos podrían ser cualquiera de los siguientes:

  • Cirugía para extraer ganglios linfáticos que contienen cáncer o tumores que se han diseminado (que han tenido metástasis) a otras áreas del cuerpo.
  • Radioterapia para aliviar síntomas.
  • Una prueba clínica de quimioterapia sistémica y/o terapia biológica.
  • Ensayo clínico con terapia biológica, inyectada directamente en el tumor.
  • Ensayo clínico de quimioterapia caliente.

Melanoma - Recurrencia

El tratamiento dependerá de varios factores tales como el tratamiento recibido anteriormente y el lugar donde ha vuelto a aparecer el cáncer. El tratamiento podría consistir en uno de los siguientes:

  • Cirugía para extirpar el tumor.
  • Radioterapia para aliviar los síntomas causados por el cáncer.
  • Ensayo clínico con terapia biológica o quimioterapia para aliviar los síntomas causados por el cáncer.
  • Terapia biológica para aliviar síntomas causados por el cáncer.

Esta información se ha obtenido del National Cancer Institute © 

La información contenida en esta página en ningún caso puede, ni pretende, sustituir la información proporcionada individualmente por su cirujano plástico. En caso de duda, su cirujano plástico le proporcionará las aclaraciones oportunas. SSi usted está pensando en someterse a una intervención de Cirugía Plástica o Estética, acuda a un Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética.

El cáncer de la piel es una enfermedad en la que se encuentran células cancerosas (malignas) en las capas exteriores de la piel. La piel protege al cuerpo contra el calor, la luz, infecciones y heridas. También almacena agua, grasa y vitamina D.

La piel está compuesta por dos capas principales y varias clases de células. La capa externa de la piel se llama la epidermis. Esta contiene tres clases de células: células planas en forma de escamas en la superficie llamadas células escamosas; células redondas llamadas células basales y unas células llamadas melanocitos las cuales le dan el color a la piel.

La capa interna de la piel se llama la dermis. Esta capa es más gruesa y contiene vasos sanguíneos, nervios y glándulas sudoríparas. El pelo (vello) de la piel también crece en unas bolsas diminutas de la dermis llamadas folículos. La dermis produce el sudor, el cual ayuda a enfriar el cuerpo, y aceites que impiden la resequedad de la piel.

Hay varios tipos de cáncer que se originan en la piel. Los más comunes son el cáncer de las células basales y el cáncer de las células escamosas. Estos tipos de cáncer de la piel se denominan cánceres de la piel no-melanoma. El melanoma es un tipo de cáncer de la piel que se origina en los melanocitos. No es tan común como el cáncer de las células basales o el cáncer de la piel de células escamosas, pero es mucho más grave.

El cáncer de la piel es más común entre las personas cuya piel es más blanca y han pasado mucho tiempo expuestas a los rayos solares. El cáncer de la piel puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, pero es más común en las áreas con mayor exposición a los rayos solares como la cara, el cuello, las manos y los brazos.

El aspecto del cáncer de la piel puede variar. El signo más común del cáncer de la piel es un cambio en el aspecto de la piel, como por ejemplo un crecimiento o herida que no sana. A veces puede haber una pequeña protuberancia. Esta protuberancia puede ser de apariencia suave, brillante y cerosa, o puede ser roja o marrón rojizo. El cáncer de la piel también puede aparecer como una mancha roja áspera o escamosa. No todos los cambios en la piel significan que se tiene cáncer; sin embargo, se deberá ver al médico cuando note algún cambio.

Si la persona tiene una mancha o protuberancia en la piel, el médico puede extraerla para analizar el tejido en el microscopio. Este procedimiento se conoce como biopsia. La biopsia generalmente puede llevarse a cabo en el consultorio médico. Antes de la biopsia, se administra un anestésico local para adormecer el área durante un corto período.

La mayoría de los cánceres de la piel de tipo no melanoma pueden curarse. La probabilidad de su recuperación (pronóstico) y elección de tratamiento dependerán del tipo de cáncer de la piel que se tenga y qué tanto se ha diseminado.

Otros tipos de cáncer que pueden afectar la piel son el linfoma cutáneo de las células T, un cáncer del sistema linfático, y el sarcoma de Kaposi. Los cánceres que se han originado en otras partes del cuerpo también pueden diseminarse (por metástasis) a la piel.

Tipos de cáncer de la piel

Una vez detectado el cáncer de la piel, deberán realizarse más pruebas para determinar si el cáncer se ha diseminado. Este procedimiento se llama clasificación por etapas. El médico necesita saber la etapa y el tipo del cáncer de la piel para planificar el tratamiento adecuado. Las siguientes etapas se emplean para la clasificación del tratamiento.

Cáncer de las células basales (basalioma o carcinoma basocelular)

El cáncer de las células basales es el tipo más común de cáncer de la piel no melanoma. Por lo general se da en áreas de la piel que han estado expuestas al sol. A menudo este cáncer aparece en forma de un abultamiento con una apariencia suave y nacarada. Otro tipo de este cáncer tiene un aspecto de cicatriz, y es firme al tacto. Los cánceres de células basales pueden diseminarse a los tejidos alrededor del cáncer, pero por lo general no se diseminan a otras partes del cuerpo.

Carcinoma de células escamosas (carcinoma espinocelular)

Los tumores de las células escamosas también se dan en áreas de la piel que han estado expuestas al sol, a menudo en la parte superior de la nariz, la frente, el labio inferior y las manos. También pueden aparecer en áreas de la piel que se han quemado, han estado expuestas a productos químicos o a radioterapia. Por lo general este cáncer aparece como un abultamiento rojizo y duro. A veces el tumor puede tener un aspecto escamoso, o puede sangrar o desarrollar una costra. Los tumores de células escamosas pueden diseminarse a los nódulos linfáticos en el área (los nódulos linfáticos son estructuras pequeñas que se encuentran en todo el cuerpo y cuya función es producir y almacenar células que combaten la infección).

Queratosis actínica

La queratosis actínica es un trastorno no canceroso de la piel pero que en algunas personas puede convertirse en cáncer de las células basales o cáncer de las células escamosas. Aparece en la piel en forma de parches escamosos y ásperos, de color rojo o marrón, generalmente en las áreas que han sido expuestas al sol.

Recurrencia o recidiva

La enfermedad recurrente significa que el cáncer ha vuelto a aparecer (recurrido) después de haber sido tratado.

Tratamiento del cáncer de la piel

Existen tratamientos para todos los pacientes con cáncer de la piel. Se emplean tres clases de tratamientos:

  • cirugía (extracción del cáncer)
  • quimioterapia (uso de medicamentos para eliminar las células cancerosas)
  • radioterapia (uso de rayos X para eliminar las células cancerosas)

Varios cánceres de la piel son tratados por médicos especialistas en enfermedades de la piel (dermatólogos, cirujanos plásticos). Por lo general el cáncer puede tratarse en el consultorio médico.

La cirugía es el tratamiento más común para el cáncer de la piel. El médico puede extraer el cáncer empleando alguno de los siguientes métodos:

  • Electrodesecación y curetaje. Operación en la que se usa corriente eléctrica para deshidratar el tumor, (electrodesecación), y luego se usa un instrumento especializado llamado cureta, para extraer el tumor.
  • Criocirugía. Operación en la que se congela y destruye el tumor.
  • Escisión simple. Operación en la que se extrae el cáncer de la piel junto con parte del tejido sano situado alrededor de éste.
  • Cirugía micrográfica. Operación en la que se extrae el cáncer y la menor cantidad de tejido normal posible. Durante esta cirugía, el médico extrae el cáncer y luego emplea un microscopio para analizar el área cancerosa para asegurarse que no quede ninguna célula cancerosa.

La cirugía puede dejar una cicatriz en la piel. Dependiendo del tamaño del cáncer, se puede tomar piel de otra parte del cuerpo para ponerse en el área donde se extrajo el cáncer. Este procedimiento se denomina un injerto de piel. Existen nuevos métodos quirúrgicos o injertos a través de los cuales se pueden reducir las cicatrices.

La radioterapia consiste en el uso de rayos X para eliminar células cancerosas y reducir tumores. La radioterapia para el cáncer de la piel proviene de una máquina afuera del cuerpo (radioterapia externa).

La quimioterapia consiste en el uso de medicamentos para eliminar células cancerosas. El tratamiento de quimioterapia a menudo se administra por medio de una crema o loción aplicada en la piel para eliminar las células cancerosas (quimioterapia tópica). La quimioterapia también puede ser a base de pastillas, o puede introducirse en el cuerpo a través de una aguja en una vena o músculo. La quimioterapia administrada de esta manera se denomina un tratamiento sistémico ya que el medicamento se introduce en el torrente sanguíneo, viaja a través del cuerpo y puede destruir las células cancerosas situadas fuera de la piel. La quimioterapia sistémica está siendo evaluada en pruebas clínicas.

El propósito de la terapia biológica es el de tratar de que el cuerpo mismo combata el cáncer. En la terapia biológica se emplean sustancias producidas por el propio cuerpo o fabricadas en un laboratorio para impulsar, dirigir o restaurar las defensas naturales del cuerpo contra la enfermedad. La terapia biológica también se conoce como terapia modificadora de la respuesta biológica o inmunoterapia (BRM).

En la terapia fotodinámica se emplea un cierto tipo de luz y químicos especiales para eliminar las células cancerosas.

El tratamiento para el cáncer de la piel dependerá del tipo y etapa de la enfermedad, su edad y salud en general. El paciente podría recibir un tratamiento que se considera estándar según los resultados obtenidos por varios pacientes en pruebas anteriores, o podría optar por participar en una prueba clínica. No todos los pacientes se curan con terapia estándar y algunos tratamientos estándar podrían tener más efectos secundarios de los deseables. Por estas razones, las pruebas clínicas están diseñadas para encontrar mejores formas de tratar a los pacientes con cáncer y se basan en la información más actualizada.

Tratamiento del carcinoma basocelular

El paciente podría recibir alguno de los siguientes tratamientos:

  • Cirugía micrográfica. Donde se extrae el cáncer y la menor cantidad de tejido normal posible. Durante el proceso el médico extrae el cáncer y luego utiliza un macroscópico para analizar el área de la cirugía y asegurarse de que no quede ninguna célula cancerosa.
  • Cirugía en la que se extrae el cáncer de la piel y algunos de los tejidos sanos circundantes.
  • Electrodesecación y curetaje. Operación en la que se usa corriente eléctrica para deshidratar el tumor, (electrodesecación), y luego se usa un instrumento especializado llamado cureta, para extraer el tumor.
  • Criocirugía. Cirugía que consiste en congelar y matar el cáncer.
  • Radioterapia.
  • Quimioterapia tópica.
  • Pruebas clínicas de quimioprevención.
  • Pruebas clínicas de terapia biológica.
  • Terapia fotodinámica, técnica en la que se utilizan fármacos fotosensitivos para eliminar el cáncer.

Es importante hacerse examinar la piel regularmente de tal manera que el cáncer se pueda tratar en caso de que llegase a reaparecer (recurrir).

Tratamiento del carcinoma espinocelular

El paciente podría recibir alguno de los siguientes tratamientos:

  • Cirugía micrográfica. Donde se extrae el cáncer y la menor cantidad de tejido normal posible. Durante el proceso el médico extrae el cáncer y luego utiliza un macroscópico para analizar el área de la cirugía y asegurarse de que no quede ninguna célula cancerosa.
  • Cirugía en la que se extrae el cáncer de la piel y algunos de los tejidos sanos circundantes.
  • Electrodesecación y curetaje. Operación en la que se usa corriente eléctrica para deshidratar el tumor, (electrodesecación), y luego se usa un instrumento especializado llamado cureta, para extraer el tumor.
  • Criocirugía. Cirugía que consiste en congelar y matar el cáncer.
  • Radioterapia.
  • Quimioterapia tópica.
  • Pruebas clínicas de terapia biológica con o sin terapia de quimioprevención.

Es importante hacerse examinar la piel regularmente de tal manera que el cáncer se pueda tratar en caso de que llegase a reaparecer (recurrir).

Tratamiento de la queratosis actinica

El paciente podría recibir alguno de los siguientes tratamientos:

  • Quimioterapia tópica
  • Criocirugía. Cirugía que consiste en congelar y matar el cáncer
  • Electrodesecación y curetaje. Operación en la que se usa corriente eléctrica para deshidratar el tumor, (electrodesecación), y luego se usa un instrumento especializado llamado cureta, para extraer el tumor.
  • Extracción de la capa externa de piel con una máquina especial (dermabrasión).
  • Raspar la capa externa de la piel (escisión de raspadura).
  • Terapia de rayo láser. En este procedimiento se emplea un haz altamente concentrado de luz que destruye solo las células cancerosas.

Esta información se ha obtenido del National Cancer Institute©

La información contenida en esta página en ningún caso puede, ni pretende, sustituir la información proporcionada individualmente por su cirujano plástico. En caso de duda, su cirujano plástico le proporcionará las aclaraciones oportunas. Si usted está pensando en someterse a una intervención de Cirugía Plástica o Estética, acuda a un Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética.

LeucoplasiaCuerno cutáneo

 

Cuando hablamos de lesiones premalignas, se trata de lesiones cutáneas que tienen potencial para evolucionar a un cáncer cutáneo.

Tipos de lesiones premalignas

· Queratosis actínica: Es la lesión precancerosa más frecuente. Aparece sobretodo en personas mayores como una mácula eritematosa de bordes mal definidos y con escamas. Cuando esta presenta signos clínicos de erosión o aumento de tamaño, se debe sospechar su malignización a carcinoma epidermoide.

· Queratosis arsenical: Aparecen en personas expuestas al arsénico, en región de palma o planta de los pies. Se presenta como una lesión queratósica, amarillenta y verrucosa. Maligniza a carcinoma epidermoide

· Cuerno cutáneo: formación hiperqueratósica con forma curvada o recta, quesuele presentarse en zonas expuestas al sol como la cara o dorso de las manos. Puede presentar una verruga simple o carcinoma epidermoide en su base por lo que se recomienda su extirpación quirúrgica

· Queratosis cicatriciales crónicas: las zonas con constante recambio celular, como pueden ser las úlceras crónicas, fístulas, osteomielitis crónica, úlcera de Marjolin, hidrosadenitis crónica supurativa, acné vulgar cicatricial, lupus eritematoso cutáneo, liquen escleroatrófico de Bowen, etc. Pueden acabar presentando una degeneración cancerosa

· Enfermedad de Bowen: Se considera un carcinoma epidermoide in situ. Se presenta como una mácula descamativa e hiperqueratósica. Se asocia con daño solar crónico, radioterapia, infección por VPH16.

· Eritroplasia de Queyrat: Se trata de un carcinoma epidermoide in situ del aparato genital masculino. Aparece como una placa eritematosa de crecimiento centrífugo progresivo y bordes bien delimitados. Se asocia a falta de higiene, no estar circuncidado, zonas de fricción e infección por VPH 8 y 16. Hasta un 30% malignizan a carcinoma epidermoide

· Eritroplasia (eritroplaquia): Se trata de una placa eritematosa que aparece en la mucosa oral. Se asocia con el consumo de tabaco, alcohol y mascar tabaco o nuez de Betel. Suelen evolucionar a carcinoma epidermoide.

· Leucoplasia: Lesión blanquecina e hiperqueratósica, que se presenta en las mucosas, en áreas de roce crónico. Se sospecha cuando no desaparece sola y el paciente presenta hábitos tóxicos como alcoholismo o consumo de tabaco. Hasta un 17% de las lesiones pueden malignizar a carcinoma epidermoide.

· Nevus sebáceo de Jadassohn: se trata de un hamartoma congénito que puede presentar diferenciación triquelimal, sebácea o apocrina. Se presenta como una placa amarillenta, rugosa y alopécica.

Que debemos hacer ante una lesión premaligna?

Habitualmente se recomienda el tratamiento por extirpación quirúrgica, aunque en determinados tipos de lesión, se puede utilizar el láser de CO2, imiquimod o 5-FU, observándose la destrucción completa de la lesión.