¿En qué consiste?

En función del grado de amputacion hablamos de amputación completa cuando el segmento distal está del todo separado de la parte proximal. Y de amputación incompleta cuando existe algún tipo de conexión (que ha de especificarse) entre ambas partes.

Distinguimos pues entre reimplante, que sería la reposición quirúrgica del miembro completamente amputado cuando está disponible, y revascularización, que se refiere a la reconstrucción de la extremidad incompletamente separada pero que precisa reparación vascular.

Otra situación es la de los casos de amputación en las que no está disponible el fragmento amputado. En ese caso es necesario realizar procedimientos plásticos para asegurar una adecuada cobertura del hueso y protección frente a los traumatismos, intentando conservar la máxima longitud posible y preservando la funcionalidad; como en los casos de las amputaciones de punta de dedo.

Si quieres saber más sobre este tema, haz click en los siguientes enlaces: